El vehículo estaba en la zona desde antes de Semana Santa y el hombre podía llevar muerto 15 días